domingo, 17 de julio de 2016

Ritual para superar un disgusto


Este trabajo está destinado a superar esas etapas en las que nos podemos sentir sumidos en el desconsuelo, en la depresión, debido a problemas que no podemos resolver por distintos motivos y que nos han llevado a obsesionarnos con ellos, pareciendo que estuviésemos metidos en un círculo vicioso mentalmente hablando.

Para llevarlo a cabo necesitaremos:

-Un pañuelo, mantel o tapete de color morado.

-Un recipiente de barro con tapa.

-Tres velas largas de color negro.

-Treinta cucharadas de sal.

-Quince cucharadas de pimienta negra.

-Cinco gotas de amoníaco.

-Cinco gotas de esencia de Ruda.

-Limadura de nuestra propia uñas del dedo corazón.

-Tinta morada.

-Una pequeña piedra de amatista.

-Un papel blanco.

-Una bolsa negra de plástico.

-Cinta adhesiva.

-Cerillas.

Una vez levantado el círculo de protección al estilo que consideremos oportuno, pondremos sobre una mesa (si disponen de altar, mejor que mejor)  mantel morado y en el centro situaremos el recipiente. Dentro del recipiente echaremos la sal y la pimienta, mezclándolas junto con la limadura de nuestra uña y la amatista.

Luego clavaremos las velas en el interior del recipiente y derramaremos por encima la esencia de Ruda y el amoníaco, sin que se nos mojen las mechas de las velas.

Tomaremos el papel y escribiremos el nombre de la persona que ha provocado nuestra inestabilidad emocional, de no ser una persona sino un problema o circunstancia lo escribiremos adecuándonos a tal cosa, podremos también nuestro perdón, despedida junto con un adiós a la situación.
Con la llama de las velas quemaremos este papel mientras hacemos tres aspiraciones por la nariz y espirando luego por la boca.

Dejaremos que las velas se consuman y una vez acaben de consumir tiraremos el recipiente metido en la bolsa de plástico a la basura bien sellada con la cinta adhesiva (hay personas que lo tiran en el bosque pero  nosotros no queremos contaminar más, cierto?), quedándonos sólo con la amatista para nosotros.

Observaciones breves y recomendaciones:

Si se fijan en los elementos que usamos en este trabajo, están destinados a la Trasmutación y de  la realización espiritual, es por eso que se utilizan tonos morados y violetas. Las velas usadas son negras para eliminar la negatividad, ya que si bien se tiende a relacionar el uso de este tipo de velas con la maldad, también pueden ser utilizadas para ayudarnos a liberarnos de lo negativo. Las cantidades de ingredientes (cucharadas) son múltiplos de 5.

Todos estos elementos se relacionan con Saturno (incluso el dedo del que sacamos la limadura le corresponde) por lo que les recomiendo hacer el trabajo o bien pasando las 12 en la noche del Viernes al Sábado o una noche de Sábado antes de las 12, con Luna Creciente.

Espero les sea de utilidad.

Síguenos en Facebook:
https://m.facebook.com/De-Magia-Y-Otras-Cuantas-Cosas-1723044197922693/

-“De Magia y Otras Cuantas Cosas”.

Las gemas y el tarot. Adivinación y correspondencias.


Una de las cosas que podemos hacer con nuestras gemas es utilizarlas con un fin adivinatorio ya que pueden sustituir al Tarot, además al contener energías de la tierra tienen una curiosa manera de vibrar. Verán en el listado de correspondencias que les adjunto más abajo que cada arcano tiene sus piedras asociadas, al igual que los arcanos necesitaremos disponer de las 22 piedras, sin importar el tamaño pero teniendo en cuenta que todas las piedras sean de un tamaño semejante.

Una vez limpiadas y purificadas a la manera que más les convenga, las guardaremos en su bolsita del tejido que más nos guste con esta finalidad (yo recomiendo naturales no sintéticas). 

MÉTODOS

Para usarlas de un modo sencillo podemos concentrarnos y hacer una pregunta, tras lo que guiándonos por la intuición, extraeremos una. Esta piedra nos servirá como guía ante la cuestión que nos estamos planteando como si de un arcano del Tarot se tratase.

En caso de que la respuesta no nos resultase clara, podríamos extraer dos más (sin modificar la pregunta o cuestión); tras lo cual sino hubiésemos obtenido una respuesta concreta, desistiremos y dejaremos la consulta para otra ocasión. Recuerden que esto puede suceder y en ocasiones es debido a una interpretación errónea del consultante, siendo positivo meditar sobre el resultado que nos ha salido en consulta. Mi recomendación en este caso es anotar el resultado , pensar qué nos quieren sugerir y, de seguir sin sacar algo en claro, tras la espera de unos días, volver a consultar.

Otra manera consiste en sacar tres piedras que se colocan en hilera, la de la izquierda representa el pasado, la del centro el presente y la de la derecha el futuro; interpretaremos así las tres piedras juntas.

Así mismo pueden utilizar métodos más complejos, y trasladar a este método los mismos tipos de tiradas que hay con el mazo del Tarot o establecer un sistema adivinatorio personal con ellas.

CORRESPONDENCIAS

(Clicar en imagen para mejorar visualización).



-"De Magia y Otras Cuantas Cosas"
ir arriba