domingo, 27 de marzo de 2016

Ruda Graveolens, excepcional para limpiezas.



El nombre de Ruda proviene de Reuro, que deriva en Ruta y que significa salvar, liberar, proteger en griego y se considera vinculada a la energía de Marte. Esta planta es conocida como la planta de los mil usos, se consumía sobre todo en la antigüedad era muy apreciada por los romanos en su gastronomía por su sabor picante (aún se prepara un queso delicioso con ella), hoy en día se consume más en infusiones; pero los caldeos; los hebreos, los egipcios y los  chinos entre otros la tenían por sagrada y conocían también sus propiedades mágicas, que es lo que en este caso nos interesa.

Se la considera tradicionalmente una de las plantas más poderosas y es considerada una planta de brujas (sin quitar su corona a la mandrágora)  por sus propiedades emenagogas, es decir propiedades para activar la menstruación por tanto entra dentro de las plantas que han de evitar consumirse en caso de embarazo y también por sus propiedades de defensa contra el mal de ojo, protección, función exorcizadora, ya que atenúa la negatividad y contrarresta maldiciones

Podéis leer acerca de ella y su uso en los Perfumes de Saturno en textos clásicos como “Filosofía Oculta” de Agrippa, “Botánica Oculta” de Paracelso o “El Grimorio del Papa Honorio” entre otros.
Como curiosidad, hay un libro que me encanta y es “La Celestina” de Fernando de Rojas, texto en el que aparece la ruda en el Cuarto Auto de boca del personaje de Lucrecia. Por cierto que en el libro también aparece la propia Celestina invocando a Saturno, pero esa es otra historia…

He estado en contacto con esta planta desde pequeña, ya que en Galicia es muy popular y se incorpora al agua con la que tradicionalmente nos lavamos la cara tras estar al influjo de la luna la noche de San Juan. Mi abuela siempre ha tenido una en el jardín de casa, recuerdo que de pequeña me llamaba mucho la atención y dado que por su fuerte olor y que no es especialmente bonita, no entendía qué hacía en el jardín hasta que una tarde, años después en la tertulia de sobremesa con sus amigas veteranas saltó la liebre y así descubrí sus secretos.

La Ruda, que es en realidad hermafrodita se distinguen el macho de la hembra básicamente por su tamaño y floración, combate, protege, absorbe las energías que nos perturban, y si bien puede usarse para atraer, su labor como repelente hacia lo negativo es excepcional.


Junto con las bayas de Enebro es de mis plantas preferidas para hacer limpiezas, bien de lugares bien de personas; así que os la recomiendo profusamente para tales fines, bien sea en baños, fumigaciones, inciensos, etc...

.

ir arriba